El Queso: Un alimento completo

Sin lugar a  dudas el queso es un alimento muy importante en la dieta de los niños y adolescentes,  ya que además de proporcionar calcio,  fósforo, aporta vitaminas, proteínas, etc. De hecho las proteínas del queso son equivalentes a las  proteínas de la carne. Además tiene menos  lactosa que la leche por lo que es mejor digerible que la leche, y eso beneficia a los niños con problemas  de lactosa.

Por supuesto, depende de las edades de los menores  es aconsejable un tipo de queso u otro.

Así   entre el primer lo adecuado son los yogures, petit suise, queso de Burgos, y  casi cualquier queso fresco.

A partir de  los 18 meses se puede introducir en la  dieta el semicurado de vaca.

A  los 2 años se les puede dar quesos más grasos como el brie, chedar, de cabra, oveja , para untar.

Desde luego los quesos  curados  es mejor dejarlo para más adelante.

Una ventaja que tienen los quesos  es que es un  alimento que suele gustar a casi todos los niños, lo que nos da muchas facilidades para que los coman ya que  lo podemos utilizar como complemento para muchas comidas ,meriendas,  y chuches divertidas, además  si no les gusta la leche es una buena alternativa.

Masticar queso  para los peques ayuda a prevenir la aparición de caries.

ComparteloTweet about this on TwitterShare on Facebook

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.