La estafa de las electricas

No podemos vivir sin energía. No se puede decir que haya sido barata, pero con la actual situación económica se ha convertido en un bien de primera necesidad inalcanzable para muchas familias y en este país con la desastrosa política energética que llevamos soportando durante décadas , que lo único que hace es favorecer a los oligopólicos sin tener en cuenta el bien común.
No es admisible que un ciudadano medio sea incapaz de entender su recibo de la luz. A día de hoy cambiar de suministrador eléctrico no significa un ahorro en la factura de la luz, pero sería una garantía que la energía que estás consumiendo provenga de energías renovables y respetuosas con el medio ambiente, y una forma de romper el oligopólico energético lo que traería como consecuencia una competencia real entre suministradores energéticos.

 

ComparteloTweet about this on TwitterShare on Facebook