Quinoa

Hace relativamente poco tiempo que hemos empezado a oir hablar de la quinoa ,y para la mayoría es una gran desconocida, sin embargo es un cereal muy consumido en la zona de los Andes.

Vamos a intentar descubrir algo màs sobre este alimento tan sano como desconocido.

Es un cereal, ó al menos está considerado como tal por su alto contenido en almidón, y se utiliza en la preparación de numerosos platos sanos , enérgicos y nutritivos.

Fue alimento básico de los incas durante mucho tiempo debido a las vitaminas y proteinas que posee.

Se cultiva en la cordillera de los Andes y los principales paises productores son Bolivia y Perú. La quinoa real tiene denominación de origen de Bolivia y en Hispanoamerica hay más de 60 variedades.

Posee menos hidratos que el resto de los cereales, pero tambien aporta proteinas. Destaca el aporte de omega 3 y omega 6

.

Sorprende su alto procentaje de fibra, potasio, calcio, fósforo , hierro y vitaminas del grupo B y del grupo E.

Su indice glucemico es muy bajo y es antioxidante. Ayuda a bajar peso

No contiene gluten por lo que es imprescindible en la dieta de los celíacos, y su nivel de glucemia es muy bajo , sin olvidar lo importante que es en la dieta para controlar el colesterol.

Es una buena fuente de hierro natural. Para los deportistas e s un alimento muy valioso dada la cantidad de minerales y virtaminas que contiene.

Tiene efectos antiinflamatorios,antidepresivos, anticancerigenos y tiene más fibra que el resto de cereales y nos ayuda a reducir las migrañas.

También tiene usos terapéuticos como son los tratamientos para hemorragías, luxaciones, y en cosmética..

Como mascarilla para la piel , la cocemos con un poco de leche y luego la dejamos enfriar, la extendemos por la cara y la dejamos actuar 30 minutos.

Ayuda a fortalecer el cabello.

Tarda en cocinarse entre 15 y 20 minutos y puede utilizarse en una gran variedad de recetas tanto para el desayuno como para postre.

La proporción para cocinar la quinoa es 3 partes de agua y una de semillas.

Para emplear la quinoa tenemos que empezar por lavar las semillas bajo el agua, frotando bien con las manos para que se quite la capa de saponinas que recubre las semillas y que daría un sabor amargo.

ComparteloTweet about this on TwitterShare on Facebook