Trucos de las grandes superficies

Algunos de los trucos que más utilizan:

Productos de primera necesidad al fondo: Las cosas que solemos comprar para uso diario como pan, leche, agua… las suelen colocar en la parte interior del local y repartidos por distintos puntos del establecimiento, para que obligatoriamente tengamos que pasar por el resto de pasillos, donde se encuentran los productos de menor consumo y todo lo que habitualmente no solemos comprar.

Posición estratégica de los productos: Las marcas caras suelen estar a la altura de los ojos y las más baratas o marcas blancas a nuestros pies.

Imagen de ganga que no lo es: Utilizan contenedores de cartón, llamativos con todo desordenado para dar una imagen de producto-ganga, pero que en realidad no lo es.

El no redondeo de los precios: Una de sus estrategias más conocidas es la de no redondear los precios, por ejemplo 2,99€ en vez de 3€, poniendo además el 2 en tamaño grande y el 99 mas pequeñito. Está demostrado que se vende más de esta manera ya que solemos fijarnos en la primera cifra y pasamos por alto las cifras de los céntimos, con la desagradable sorpresa al pasar por caja.

Trampa para los que van con niños: Todos sabemos que si vamos con un niño a comprar siempre se encaprichará de algún producto u objeto, por eso en la línea de cajas suelen estar colocados los caramelos, golosinas, dulces…para hacerles más agradable la espera a los peques, no así a los papas que tienen un gasto extra.

Iluminación y decoración para dar mejor imagen: Lo utilizan en los productos más caros o poco habituales donde suelen iluminar más la zona, con una decoración más vistosa y por supuesto, un cartel gigante con el precio sin redondeo y atractivo

Luz fluorescente para carne perecedera: Cuando las bandejas de carne están a punto de caducar, utilizan fluorescentes para iluminar la parte de su ubicación, de esta manera el aspecto que les otorga es mucho más saludable.

La música
Una parte importante en los centros comerciales es la música, ya que está demostrado que si es clásica o melodiosa hace que vayamos más despacio, nos paremos y compremos más artículos mientras que cuando la música es más movida o alegre, ya que caminamos más deprisa, y compramos justo lo que teníamos pensar sin detenernos en más sitios.

 

ComparteloTweet about this on TwitterShare on Facebook

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.